Cinco minutos con Jude Law, Robert Downey Jr. y Guy Ritchie

Por Francesca Aldrich

La esperadísima nueva película de Guy Ritchie por fin aterrizó en España la semana pasada. Qué barbaridad, lo que ha tardado el ex de Madonna en mostrarnos su nuevo trabajo que, la verdad, no tiene nada que ver con los anteriores.

Era mi primera entrevista a un famoso del celuloide y nuestro querido director José Ignacio Cuenca me brindó la oportunidad de ir a Londres al set de la productora Warner a oler el cine de cerca y en primera línea. Gracias, gracias y gracias.

Entré por la zona de seguridad de los estudios de Warner, y cuando vi la calle de época, con sus coches de caballos y tantas personas ociosas alrededor de una escena, vibré, y me di cuenta de por qué me gusta tanto este mundo. En mi cabeza pateaba por dentro por no haber hecho de esto una profesión desde el principio. Al menos ahora lo toco por los bordes y aunque no es lo mismo que estar dentro, estoy muy cerca del nirvana.

Y nada más y nada menos que mi lista de primeros entrevistados era: Jude Law, Robert Downey Jr., Guy Ritchie y Mark Strong. Casi nada, ¿eh? No es que me temblaran las piernas aquella fría mañana de invierno de hace un año ya, me castañeaban los huesos, de forma incomprensiblemente neurótica e incontrolable.

Me juré a mí misma que cuando me sentara delante de Jude y Robert no haría lo que hacen el 90% de las mujeres del mundo, hiperventilar y caer en estado de shock, con parada cardiorrespiratoria. Pero cuando les vi, con sus disfraces de Watson y Sherlock, su mirada pilla de actores actuando, conseguí decir hola sin tartamudear y el resto de la entrevista he tenido que ver los videos y mis anotaciones para saber qué hice, qué me dijeron,  y qué sentí. Fue Jude el que me cautivó no solo por su belleza sino por su bondad, haciendo contacto con mis ojos para darme sitio, y haciéndome sentir que mis preguntas, aunque fueran repetidas, si es que lo eran, parecían únicas. En cambio, querido Robert, te comportaste como un verdadero divo no por lo que contestaste (que cumpliste), sino con tu lenguaje no verbal. Vaya, nada cautivador. Te salva y lo sabes que eres un tremendísimo actor con registros inalcanzables para el común de los mortales.

Mi querido Jude: entendio que se vuelvan locas todas y todos contigo. Eres un encantador de serpientes maravilloso. Y me encantó que supieras quién era Don Quijote y que su historia, universal pero más hispana en concepto, te parecería muy similar a la de Mr. Sherlock Holmes ¡Olé! Y queda suspendido Guy Ritchie que me preguntó a mí, y a los de su alrededor, si él, el grande, el único Guy, debería conocer a ese tipo, refiriéndose a Don Quijote. Error de mi parte ponerle en esa tesitura intelectual. Está claro que no lo volveré a hacer, no compensa tensar al entrevistado nunca, aunque le funcionara a Mercedes Milá con Umbral y su libro.

Me encantó todo lo que hice ese día y me recuerdo como si fuera hoy sentada en el Hotel Dorchester repasando y pensando todo lo visto, intentando grabarlo en la memoria para que se hiciese reconocible para cuando viese la película. No funcionó.

Cuando fui al pase de Sherlock Holmes volví a ver  la magia que es el cine una vez más. Una calle de menos de 500 metros alargada por un ojo sabio a kilómetros. Maravilloso. Según la mayoría reinante la película no vale mucho, aburre incluso dicen algunos. A mí me encantó; me pareció vibrante y la química de Downing y Law es para patentar. Actuaciones varoniles de Oscar, no tanto de las damas que acompañan, y especial mención a un desconocido para los menos teatreros, que es el malvado Blackwood interpretado por un 10 de voz, imposición y forma que es el actor de método Mark Strong. Pero no me da tiempo a más. Vayan a ver la película; sí, es un Sherlock diferente. Seguro que a Sir Arthur Ignatius Conan Doyle le hubiese gustado. Querido director: buena elección de tempo, actores y música… no tanta suerte con la mujer pero al fin de todo eres humano ¿no? Y esto aunque afecta a la creación no es motivo de pregunta ni de mención. Disculpa mi chabacanería, pero yo sí que soy humana y sigo locamente enamorada de Mr. Law. Qué raro ¿no?

Anuncios

2 Respuestas a “Cinco minutos con Jude Law, Robert Downey Jr. y Guy Ritchie

  1. La mejor critica en mucho tiempo,sincera y divertida

  2. Qué emoción! me he puesto nerviosa y todo al leerlo,,, genial descripción e interpretación de la entrevista al estupendo Jude Law (gracias por no decepcionarnos!!) y tirón de orejas para Robert Downey Jr. (mucho menos atractivo y antipático)…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s