Cuando ser guapo no basta…

Brad Pitt como Tristan en "Leyendas de pasión"Por Blanca Cambronero

Tras la presentación en el Festival de Cannes de la última película de Quentin Tarantino, Malditos Bastardos (Inglourius Basterds), que incluye una nueva actuación de mi adorado Brad Pitt, me he visto obligada una vez más a salir en su defensa a capa y espada en diferentes discusiones sobre su calidad como intérprete. Y he de decir que estoy harta. Harta de que a un señor como Pitt, que lleva casi 15 años demostrando que es mucho más que un “chico mono que actúa” se le siga considerando como un guaperas sin talento que se gana los papeles por su físico.

Es cierto, es guapo, y mucho. También es cierto que esto le habrá abierto más de una puerta, aunque estoy segura que le habrá cerrado otras. Sin embargo, Hollywood está lleno de chicos impresionantes que no pasan de las dos películas y que acaban haciendo series mediocres o películas de serie B cuando demuestran su incapacidad para hacer otra mueca que no sea un “¿Cómo va eso?” al estilo del Joey de Friends. Pero Brad Pitt es mucho más que eso, y su filmografía, con nominaciones a los Oscars o los Globos de Oro incluídas, creo que lo certifican, aunque la Academia de Cine estadounidense aún no haya decidido premiarle como se merece.

Aunque Pitt saltase a la fama con una maravillosa, aunque corta, aparición subidita de tono junto a Geena Davis en Thelma & Louise, que se ha convertido en un icono del erotismo cinéfilo (ese imagen con sombrero y sin camiseta es inolvidable…), estos años le han dado sin duda la oportunidad de mostrarse como un actor que está por encima de su imagen de sex symbol. Sí, es verdad, si preguntásemos a muchas chicas que películas recuerdan de él, seguramente los títulos más repetidos serían Leyendas de pasión (¿quién no se enamoró de Tristán y envidió eternamente a Julia Ormond?), La sombra del diablo (donde a pesar de hacer de “malo” te hacía derretirte por sus huesos) o ¿Conoces a Joe Black? (sin duda la muerte más dulce que se ha visto en una pantalla de cine).

Pero no hay que olvidar que junto a estos films en los que, por cierto, su actuación es muy buena, también existen otros que le avalan como un gran actor: Entrevista con el vampiro, Seven, 12 monos, Sleepers, El club de la lucha, Babel, o la magnífica Snatch. Cerdos y diamantes, por decir algunas.
Brad Pitt tiene la capacidad de transformarse, y se ha forjado una carrera con papeles de lo más variopintos. Su habilidad camaleónica es algo de lo que muchos otros actores carecen y que sin embargo a él no se le ha reconocido como debiera. Su papel en Quemar antes de leer, a las órdenes de los hermanos Coen, es buena prueba de ello. Es una parodia genial y una crítica cargada de ironía de lo que a Pitt se le ha achacado injustamente en muchas ocasiones: el guapo sin cerebro. Parodia, por cierto, con la que se come con patatas a otro galán de nuestro tiempo, George Clooney.

Sólo espero que, aunque con la nominación por El curioso caso de Benjamín Button no lograse el oscar (he de decir que competir con el maestro Sean Penn es complicadísimo), el mundo del cine haga justicia en futuras ocasiones y la estatuilla dorada caiga en las manos de un actor que ha demostrado que en el cine no se vive de una cara bonita, sino de saber actuar.

Anuncios

5 Respuestas a “Cuando ser guapo no basta…

  1. ¿Por qué últimamente sólo ponemos fotos de chicos/as guapos/as?

  2. No soy una fan precisamente de este compendio de azúcar y tableta de chocolate, no me parece el hombre más sexy del mundo, como alguna vez se le ha calificado, no sé si de forma oficial, pero sí, y mucho, de manera extraoficial, como bien demostraron multitud de carpetas adolescentes de camino y vuelta del colegio, instituto o facultad.

    Si he de calificarlo como actor, el chico se esfuerza y a veces le da buen resultado, caso de “Babel”, por la que yo sí le hubiera dado un Oscar para el que no recibió ni nominación. Pero en general es limitadito y pocas veces está a la altura de la película en la que lo vemos.
    Creo que no hay que intentar señalar un talento cuando el físico es llamativo porque nos forzamos a justificar lo que en otros no tendríamos por qué. Si existe, es evidente, si no, también.

  3. Miguel A. Delgado

    Hombre, yo creo que el chico sí que puede ser buen actor, pero depende mucho de quien lo dirija, y hay que reconocer que últimamente demuestra estar más atinado. Si alguien ha logrado sacar petróleo de él, desde luego, ha sido David Fincher. Pero me quedo con su alocado papel en “12 monos”: hace falta ser atrevido para meterte en una locura así cuando eres el sex symbol oficial.

  4. Plena coincidencia con la acertada defensa de la autora post. Ser guapo le ha supuesto a Pitt una lacra más que una ventaja. Tendrá que aparecer feo, gordo y desagradablemente enfocado para que la crítica vea talento en un físico trmendo que lo empaña todo con su presencia, todo, hasta interpretaciones magistrales como la de ‘El club de la lucha’, ‘Babel’ o ‘Doce Monos’…suerte Bradley, algún día estarás lo suficientemente arrugado como para que Hollywood no te mire el trasero.

  5. Yo estoy con Miguel Angel! Me parto con él en 12 simios, imagino la cara de la seguidoras carpetiles de Pitt al ver esta escena de locura

    Petrificadas se quedarían, xD

    Por cierto, en las pelis de serie B encontramos algunas veces mejores interpretes, así que más respeto con ellas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s