¡YO sí como palomitas!

Por Nuria Becerro

palomitasHace unos 6 años aproximadamente empecé a trabajar en esto del cine, y por aquella época me imaginaba un futuro lleno de palomitas. Porque claro yo pensaba que si todos los días tenía que ver películas, todos los días iba a poder comer palomitas. ¡Pero NO!

La primera vez que llegué a un pase de prensa me sentí como en otro mundo, rodeada de gente con pinta de “críticos de élite” y sin palomitas por ningún lado. A los diez minutos empezaron a pasar lista por nombre y medio del que veníamos y nos dejaban entrar a la sala de proyección si cumplíamos todos los requisitos. Lo curioso es que la mayoría de los que estaban charlando en la entrada se empezaban a dispersar cada uno en una punta o como mucho de dos en dos. Yo seguía asustadísima experimentando esa nueva forma de ir al cine, sola y sin palomitas.  Ya os podéis imaginar que allí no se escuchaba ni una mosca, excepto alguna que otra hoja de los pocos que intentaban apuntar algo en sus libretas en medio de la oscuridad.

Una vez que se acabó la proyección allí no se movía nadie, ni se encendía la luz, hasta que no terminaron de pasar todos los créditos. Creo que esto fue lo que más me gustó, porque en los cines comerciales tienen la manía de encender la luz rápidamente.  Y a mí me gusta reposar la película con la luz apagada, enterarme de quién es ese que me suena tanto y no me acuerdo de cómo se llama o disimular un poco si me he dado una panzada a llorar.  Por no hablar de las películas que te meten alguna toma al final y la gente se la pierde.

Pero bueno, se terminó el suplicio de sentirme observada por ser la nueva entre tanto crítico, y con el tiempo hasta le he cogido el gusto a eso de ir a ver ciertas películas sola y sin palomitas. Pero no pienso renunciar nunca a una buena tarde de cine bien acompañada y con un tanque palomitas y Coca Cola. Eso sí, los críticos de élite no comen palomitas…

Anuncios

2 Respuestas a “¡YO sí como palomitas!

  1. Clara Jiménez Cruz

    ¡Ay!, Nuria, Nuria, ¡cuánta razón tienes! La pregunta del millón es: ¿habrán pasado por estos momentos los “críticos de élite”, gafastas de filmoteca y demás aficinoados a los videoclubs de autor?

  2. Miguel A. Delgado

    Pues sí: ¿o es que creéis que los críticos de élite no empezaron disfrutando del cine de críos, como todos los demás? El problema es que los hay que parecen haberlo olvidado, y claro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s