Pista del concurso del 23 de octubre

Esta semana la pista es bien fácil:

¡Vilma!

Si sabes a qué película nos referimos, escribe ya a vivirdecineradio@gmail.com

Pista concurso 2 de octubre

¿Sabes a qué película pertenece este fragmento de cartel? Si es así, escribe a vivirdecineradio@gmail.com. Si no, permanece atento al resto de las pistas que daremos hasta las ocho menos cuarto de la tarde.

Pista concurso 21 de agosto

Los protagonistas de esta película asisten al instituto Padua, un trasunto del conocido Bevery Hills High.

Si sabes de qué película se trata escribe cuanto antes a vivirdecineradio@gmail.com

Pista concurso 17 de julio de 2010

¿Sabes qué película se esconde tras esta cámara? Si es así, escríbenos a vivirdecineradio@gmail.com

Pista 03/07

La pista de hoy es bastante complicada, requiere algo de abstracción. Ahí va: el cartel de la película misteriosa parte de la cara de  “El hijo del hombre” de Magritte. En ese cartel, solo se intuye la silueta del cuadro, y en lugar de una manzana, hay una pequeña puerta en la que están postrados los tres protagonistas. Más no se puede decir. Si ya lo sabéis, enviad un mail con la respuesta a vivirdecineradio@gmail.com. ¡Mucha suerte!

Pista del concurso 26/06

La película de la semana tiene más de una similitud con otra de 1981 protagonizada por Sean Connery, si sabéis cuál es la respuesta, enviad un mail a vivirdecineradio@gmail.com. Atentos a las pistas en nuestra cuenta de Facebook

El retrato de Dorian Gray

Por Clara Jiménez Cruz

La última superproducción anglosajona nos llega de la mano de Oliver Parker y está basada la única novela que dejó escrita el irlandés Oscar Wilde. Y aunque por lo que parece Parker es un veterano en esto de las adaptaciones literarias a la gran pantalla (incluso del propio Wilde, con La importancia de llamarse Ernesto) esta vez el resultado es claramente mejorable en una película de la que yo sólo salvaría a Colin Firth (que curiosamente ya estaba presente en La importancia de llamarse Ernesto, ¡qué cosas!).

Resulta este un film que se queda corto de todo: de historia (puesto que es una adaptación poco fiel a la orginal); de interpretaciones (porque Ben Barnes nos podía convencer como Príncipe Caspian en Las Crónicas de Narnia, pero su anodino Dorian Gray no nos lleva más allá del bostezo); y de aspecto (porque inevitablemente esperas un Londres victoriano que apenas ves). En conclusión, su prespuesto de 15 millones de euros parece que también se les ha quedado corto para suplir estas faltas.
Sigue leyendo